"Yo soy así, no puedo evitarlo" - 3 principios para salir de ahí

«Yo soy así, no puedo evitarlo» – 3 principios para salir de ahí

por / miércoles, 26 noviembre 2014 / Publicado enactitud, elección

Si alguien te dice esto o eres tú quien lo dice, siento comunicarte que es totalmente incierto. El «yo soy así» juega con la idea que tienes ciertas formas de comportamiento asociadas como si fueses tú, en el nivel de identidad.

En realidad, el nivel de identidad del individuo está a un nivel mucho más profundo de nuestro inconsciente que nuestros comportamientos. Mira la imagen que recupero de otro artículo. La parte baja del iceberg, oculta en el agua, muestra todo nuestro mundo inconsciente dividido en partes, a estas se las denomina niveles lógicos. Solo lo visible, la parte alta fuera del agua, es aquello por lo que muchas veces nos evaluamos, olvidando que es necesario entender y revisar todos esos niveles. La verdad es que las definiciones de identidad no ayudan mucho en este aspectos.

Resumiendo, el «yo soy así» que dices tiene que ver con actitudes y comportamientos, con las conductas. Por tanto, una parte bastante más consciente y fácil de modificar. Vamos, que sí puedes evitarlo y cambiarlo siempre y cuando tú decidas hacerlo. Por el contrario, la identidad es mucho más difícil de cambiar, por esta razón la frase se origina desde ahí, porque eso nos permite muy poca maniobra. La identidad real, más inamovible es aquella asociada a rasgos genéticos y físicos. Las conductas son el fruto de la actitud de las personas. Se traducen en una serie de acciones que determinan el comportamiento.

Ejemplo muy básico. Yo soy morena con el pelo algo rizado, podré teñirme, alisarme el pelo, no obstante esas características seguirán estando presentes. Ahora bien, en ocasiones cuando yo me enfado mucho puedo ser muy explosiva en es momento, ¿soy así? no, me comporto así y se puee cambiar. De hecho eso ya ha cambiado desde hace mucho tiempo y ahora entro en esas actitudes muchísimo menos que en el pasado.  El objetivo, tomar conciencia de esto y responsabilidad para poder hacer los cambios necesarios.

Ahora que ya sabes la base y diferencia entre comportarse de una manera y ser de una forma, te dejo aquí los 3 principios resumidos a tener en cuenta sobre el comportamiento:

1. El comportamiento se aprende, todo aprendizaje se puede cambiar.

Tu forma de comportarte no depende de tu genética, aunque si toma gran parte de las vivencias durante tu infancia, principalmente se nutre de la relación con tus padres. Puedes revisar algunos de estos mirando en tu pasado, buscando dónde y cuándo aprendiste eso. ¿Quieres observarlo? Mira a tus hijos,  los hijos son los mejores espejos de tu propia conducta en este momento.  Por tanto, si tú cambias, ellos también cambiarán.

2. El comportamiento está en otro nivel diferente a la identidad de la persona.

La frase de este artículo “yo soy así” es una justificación para una conducta que no se desea o no se sabe cambiar.  Esta no es como el color de tus ojos, no forma parte de tu paquete de nacimiento. Es una copia de aquello que aprendiste. Una forma muy fácil es mirar la diferencia entre el verbo «ser» y «estar», el comportamiento tiene que ver con algo temporal, con «estar», estoy ayuda mucho a la hora de posicionarte en una actitud de cambio. Vuelvo al ejemplo, «yo soy morena», algo cierto y sin cambio. Por su parte decir por ejemplo «yo soy una histérica» sería un total error, la realidad es que esta frase la sustituirás por «yo estoy histérica» o «yo me comporto como una histérica». ¿Notas la diferencia? Después de hablar así, la posibilidad de cambio se abre. Por esta razón es tan importante qué nos dijeron de niños y qué decimos a nuestros hijos. Tu hijo no nace  “bruto” por ejemplo, simplemente se comportas como tal, “está siendo bruto”. Observar ese matiz permite verlo desde otra perspectiva y tomar así la responsabilidad en el hecho de transformarlo y, además, no etiquetarlo.

3. El comportamiento es resultado y no origen, parte de tu vivencia ante una determinada situación.

Independientemente de la naturaleza de las circunstancias que vivas, estas en si mismas no generan una forma tipo de comportarse. Eres tú quien hace la elección, en todo momento, de responder de una u otra forma ante un estímulo. Por ello varía según la persona y varía más según la capacidad de afrontar de esta. Toma como ejemplo la tan traída y llevada expresión de «¿cómo ves la botella medio llena o medio vacía?».  Cualquier respuesta será una percepción que estará generada por el estado emocional que tenga la persona observadora y su capacidad de afrontar una situación. Mientras que si eres completamente objetivo, sin mirar las emociones, una botella a medio llenar tiene 50% del líquido en cuestión y 50% de aire. Esos son los hechos, el resto son solo interpretaciones de esos hechos. Por tanto, según dónde pongas la atención, observando qué emociones te sugiere ese hecho, así tomarás una u otra actitud. Cuando vives con sensación de carencia, verás la botella medio vacía. Mientras, aquellos que se sienten agradecidos y con sus necesidades colmadas tomarán más en consideración ver medio llena. Esta es la razón por qué se hace necesario tomar la tarea de evaluar esas emociones que se mueven en ti, ellas te dan una información muy valiosa para averiguar cómo modificar el comportamiento.

Ahora entiendes perfectamente que la frase del comienzo tiene poco sentido la mayor parte de veces que la usas. Te deja fuera de juego sin permitirte tomar la responsabilidad y la acción para cambiar. Ya no tienes excusa, sabes que puedes cambiar el rumbo. En tu mano está si decides hacerlo o no.

Así cita Victor Frankl:

“Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos.”

—————————————-

Susana García GutiérrezCoach de Familia Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13. Fundadora y CEO de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España.

_____________________________________________________________________________________________________

AUTORA

    Susana García - imagen circularSusana García Gutiérrez, Formadora y Coach de Familia-Educativo Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Fundadora y directora de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España. Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13    

Suscripción-familiaycoaching

3 Responses to “«Yo soy así, no puedo evitarlo» – 3 principios para salir de ahí”

  1. […] Sobre esto y como salir de ahí ya escribí un artículo completo, puedes leer en el siguiente enlace Yo soy así, no puedo evitarlo – 3 principios para salir de ahí […]

  2. eli navarro dice: Responder

    gracias excelente lo pondre en practica, de eso es de los alimentos que debemos mantener en casa para ponerlos en practica y nutrirnos los papitos para dar y ayudar a una buena educacion a nuestros niños, y digo alimento porque debe ser como alimento todos los dias
    Dios te bendiga JUNTO CON TODA TU FAMILIA, si tienes libros mandame el nombre para leeerlos y ayudarme y ayudar a los mios
    GRACIAS

    • Susana Garcia dice: Responder

      Gracias Eli. Me alegro mucho sea de utilidad para ti. En cuanto a libros, no específicamente, aunque en el blog hay cientos de artículos y te puedes registrar para recibir los nuevos que vaya escribiendo. De hecho pronto haré un resumen de los mejores post de este blog en un ebook para que podáis leerlos y acceder a ellos de forma cómoda. Además al registrarte hay un ebook sobre maternidad en solitario y también un ejercicio de autocoaching. Y, también, recibes información de mi otro proyecto (centrofames.com). Solo necesitas entrar en la página principal familiaycoaching.com y al final de la página verás donde puedes registrarte. Espero que nos encontremos pronto en mi red. Que tengas un bonito día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Susana García Gutiérrez (propietaria de la marca Familia y Coaching)
Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: info@familiaycoaching.com
Información adicional: Más información detallada en Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBIR