Cómo usar el efecto pigmalion para hacerte más fácil la vida.

Cómo usar el efecto pigmalion para hacerte más fácil la vida.

por / miércoles, 05 noviembre 2014 / Publicado encreencias, darse cuenta, escuela, expectativas, familia, hijos, limitaciones, padres, pareja

Ya hace días que rueda por las redes un artículo sobre las consecuencias del efecto pigmalion en la educación de los hijos. Podría haberme centrado en escribir sobre esta parte solamente a sabiendas que es una de las áreas más trabajadas por mi parte. Aunque, esta vez, he querido ir más a la base, para que puedas tomar conciencia que el efecto pigmalion dirige tu vida continuamente, en cada momento.

Si hoy consigo que des unas vueltas a esto, cambies aunque solo sea un poquito y te des cuenta de la forma en cómo puedes hacerte más fácil la vida o más difícil, entonces me conformaré. Porque una vez que hayas visto esto, entonces podrás aplicarlo a la hora de lidiar con cualquier situación de tu vida y con cualquier relación: hijos, alumnos, parejas, jefes, subordinados,…

El efecto pigmalion, conocido también como la “profecía autocumplida” tiene su origen en la mitología griega. Pigmalión era un escultor enamorado de una de sus estatuas que tomó vida. Después se ha utilizado este nombre para referirse a este tipo de situaciones en las cuales el resultado que se produce está directamente relacionado con determinada creencia. Dicho de otra forma, lo que tú crees sobre ti o sobre otra persona influye en tus resultados o en los suyos.

Por esta razón no he querido limitarme a contarte la importancia que en la educación tiene, sino ir un paso más allá, la importancia para ti que me lees. Empieza por ti, siempre el cambio comienza en ti. Y yo quiero que te des cuenta cómo en muchos casos te estás haciendo la vida más dura.

Te voy a contar cómo se origina esa cita de Henry Ford que dice:

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes estás en lo cierto”

Hay muchos ejemplos, así es que voy a mostrarte 3 ámbitos de tu vida para que veas cómo este efecto está influyendo en ellos.

1. El ámbito educativo: hijos y/o alumnos

Este ámbito es el que tiene un ejemplo muy palpable como consecuencia del experimento realizado por Robert Rosenthal y Leonore Jacobson en los años sesenta. Tomaron a un grupo de estudiantes al azar y les dijeron a los profesores que habían sido escogidos por su alto potencial. Esto generó un determinado tipo de comportamiento en los profesores dando unos mejores resultados académico en ese grupo de estudiantes de lo esperado. Por tanto, las expectativas del profesor sobre el alumno condicionan su comportamiento hacia él y afecta a su evolución académica. Es más, además de afectarle a él, afectan al alumno, al sentirse tratado desde el “si puedes”.

Esto puedes transferirlo a tus hijos. Por esa razón es tan importante dejar de poner etiquetas o generarles una idea de quién es o qué es limitante. Si le dices “eres estúpido”, “se te dan fatal las matemáticas”, “no llegarás a nada”, etc. vivirá acorde a esas afirmaciones y hará lo posible para cumplirlas a lo largo de su vida. Finalmente es probable que se comporte y se convierta en un estúpido, nunca estudie matemáticas o sienta que no llegará a nada en su vida, todo eso hasta el fin de sus días. Si siembras esos condicionamientos, ellos trabajarán duro para cumplirlos. Si, por el contrario, como al alumno, trabajas con ellos en el “si puedes”, en ayudarles a buscar el camino potenciando sus talentos y cuidando tus mensajes, el resultado del efecto pigmalión también se cumplirá. Recuerda, si creen que pueden subir a la parte más alta de columpio lo harán, más tarde o más temprano van a conseguir llegar.

2. El ámbito laboral: trabajo

En una ocasión fui un poco duro con alguien que iba a buscar trabajo. Era una persona cercada, por eso me permití decirle esto con todo el amor del mundo, sabiendo que recibiría de buen grado el aprendizaje.

Me comentó que iba a una entrevista aunque no dejaba de añadir: ya verás como no consigo nada, seguro que se lo dan a otro, yo voy aunque para qué,… Finalmente, le dije: no vayas, no veo para qué vas si ya has decidido tú el resultado de antemano, yo que tú no me molestaba en ir, levantarte, gasolina, ir, esperar, para nada, mejor quédate en casa.

Aunque el efecto no se si fue duradero, al menos consiguió algo, parar esas frases y esos pensamientos en ese momento, entender que si eso era qué realmente pensaba mi respuesta tenía toda la lógica del mundo.

Tanto si vas a buscar trabajo a una empresa, clientes para tu propia empresa, un negocio, un socio. Da igual la situación laboral, nadie niega que en ocasiones el mercado es más complicado y difícil que en otras. Eso si,  puedo asegurarte que las buenas sinergias, los negocios y los clientes se van con quienes “creen que hay opciones y pueden hacerlo”. Porque el efecto pigmalión hará que tú te comportes, hagas, te expreses y te presentes como alguien que va a perder y para cumplirlo, efectivamente perderás. Y entonces se habrá cumplido la profecía.

3. El ámbito relacional: pareja

Ahora ya has ido entendiendo un poco como funciona esto, ya sabes hasta dónde puedes llegar para complicarte la vida. Y las relaciones son un campo muy amplio, aunque me refiera a la pareja aplica a todo tipo de interacciones con otras personas, más allá de la parte educativa que he comentado en el punto 1.

Conoces a un hombre o a una mujer, parece que os entendéis, te sientes bien en su compañía. Un día aparecen tus miedos, una idea, una creencia, habitualmente arraigada por lo aprendido y vivido en el entorno familiar (recuerda ese punto uno). Entonces te dices: “no soy suficientemente bueno para él o ella”, “seguro que me quiere controlar”, “al final le fallaré”,…

Ahí empieza el calvario, porque a partir de ese momento harás, dirás y te comportarás para conseguir el resultado esperado. Efectivamente, como sucedía cuando eras niño o niña, trabajarás duro para darte la razón y dirás: ¿ves como era así? Vas a corroborar tu pensamiento, has conseguido tu objetivo, has saboteado tu relación.

 

Cualquiera de tus comportamientos en estos 3 ámbitos van a llevarte al mismo lugar, a la misma reflexión:

“Si tienes hijos o alumnos, cuida qué les dices y cómo les tratas, eso va a influir el resto de sus vidas. A ti te sucedió lo mismo, si entonces sembraron en ti esas ideas y dudas, ahora es el momento como adulto para cambiarlas. De esta forma tanto tú como las personas en las que influyes podréis haceros la vida un poco más fácil porque después ya llegarán las dificultades externas, esas que tú no vas a poder controlar.”

 

profecia-autocumplida-pigmalion

Susana García GutiérrezCoach de Familia Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13.  Fundadora y CEO de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España.

_____________________________________________________________________________________________________

AUTORA

    Susana García - imagen circularSusana García Gutiérrez, Formadora y Coach de Familia-Educativo Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Fundadora y directora de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España. Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13    

Suscripción-familiaycoaching

11 Responses to “Cómo usar el efecto pigmalion para hacerte más fácil la vida.”

  1. antonia saixo tebar dice: Responder

    Me ha encantado leer este artículo porque expresa y fundamenta una intuición que yo tenía en cuanto a los hijos y el trabajo. Resumiendo, recoges lo que siembras.
    No sabía que había coaches para familias monoparentales. Soy madre soltera y, en muchas ocasiones, he echado de menos un consejo especializado.
    Saludos

    • Susana Garcia dice: Responder

      Muchas gracias Antonia. Me alegro que le saques aprendizaje. Cierto que muchas veces ya nuestra intuición sabe, solo falta confirmarlo.
      Si, soy coach de familia sistémico y mi especialidad en familias monoparentales es porque en lo que más puedo ayudar es en aquello que conozco, yo también soy madre sola.
      Espero seguirte aportando.
      Un saludo.

  2. Esperanza Moreno dice: Responder

    Gracias Susana por estas píldoras de sabiduría para la vida que de cuando en cuando nos regalas. Espero saber aplicarlo en mi entorno.
    Saludos.

  3. Charo dice: Responder

    Hola Susana, muchísimas gracias por este post, me ha abierto los ojos
    Me ha ayudado mucho en mi relación con mis hijos, aunque pienso aplicarlo a todo tipo de relaciones
    Un abrazo muy fuerte

    • Susana Garcia dice: Responder

      Gracias Charo por compartirnos tu experiencia. Me alegro haberte ayudado a ver. Y se que tus chicos han sido agraciados con una mamá como tú.
      Un gran abrazo.

  4. […] la pàgina que trobareu en aquest enllaç, hi ha un article molt interessant sobre l‘Efecte Pigmalió. Què en què consisteix […]

  5. Cesar daniel dice: Responder

    Hola susana encantado de leer tu articulo , personalmente creo que enfundaron en mi EP negativO durante mi vida , tengo 25 años y quisiera revertir ese EP a positivo ya que creeo que lo negativo esta haciendo efecto en mi vida , que deberia hacer te lo agradaceria bastante.

    • Susana Garcia dice: Responder

      Hola Cesar Daniel.

      Muchas gracias, observo que algo sí se movió. Una cosa que has hecho ya es darte cuenta que tienes unas creencias negativas sobre ti y, además, que puedes cambiarlas. Sin duda es un gran paso, porque ya te cuestionaste lo vivido hasta ahora. Y te diré más, hacerlo a tu edad es un punto ganado que ya tienes, yo comencé mi cambio a partir de los 26 años.

      Siguiente paso es, precisamente, cambiar alguna de esas creencias. Te diría que empieces por crear una lista de creencias negativas que tienes sobre ti (no más de 5). Y otra lista de creencias positivas que tienes sobre ti, aquí sé generoso. Después haz un ejercicio de cuestionamiento de las primeras creencias. Por ejemplo, ayer estuve trabajando con alguien también muy joven y creía que no tenía preparación para hacer un determinado trabajo. Si embargo los hechos eran los siguientes: “me dan algo, no sé hacerlo, me pongo en acción, lo hago y lo suelo hacer mejor que el resto”. Como ves hechos aplastantes que dejaron la creencia en nada. Así pues, busca hecho que cuestiones esa creencia negativa.

      Este es un pequeño ejemplo. Por otro lado, podemos trabajar juntos en un proceso. Escríbeme a info@familiaycoaching.com y podemos hablar sin compromiso para conocer de primera mano tus necesidades.

    • Susana Garcia dice: Responder

      Gracias por compartir César. Disculpa la tardanza.
      Cada una de las cosas que nos han inculcado influye en nosotros, es cierto, aunque piensa que no son determinantes. Tú no eres ese que dicen, sino que has sido moldeado según qué se te dijo, al igual que el esto de hijos.

      Ahora bien, ¿cuál es el primer paso para rebatir esto? Esto que te acabo de decir, convencerte que eso es mentira, ponerte en valor bajo otro prisma. Te diría que hagas una lista de logros en tu vida, desde lo más pequeño a lo más grande. Que sea una lista grande, léela varias veces, conecta con todo eso que has conseguido. ¡Eso lo lograste tú! Porque tú fuiste quien tomó acción.

      Empiezas así a convertirte en la persona que ha logrado todo eso, no en la otra. Todo gran avance empieza por el primer paso.

      Un abrazo

  6. Cesar dice: Responder

    Susana encantado de leer tu articulo, personalmente creo que el EP esta actuando en mi negativamente por la forma de ser de mis padres , tengo 25 años y creo q sus palabras influyen en mi laboralmente estudios y creo q casi todo , como podria revertir todo eso tengo miedo de fracasar , agradeceria tu respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Susana García Gutiérrez (propietaria de la marca Familia y Coaching)
Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: info@familiaycoaching.com
Información adicional: Más información detallada en Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBIR