¿Predicamos con el ejemplo?

¿Predicamos con el ejemplo?

por / jueves, 23 febrero 2012 / Publicado encoaching, desarrollo personal, mis experiencias

Hace unas semanas, abrí un nuevo debate en Linkedin. Para quien no lo sepa, es una red profesional para crear contactos, negocios y sinergias. Allí se pueden abrir diversos debates dentro de los grupos a los que se pertenece. En mi caso pertenezco a diversos grupos de coaching.

Bien, al grano. Vi por enésima vez un debate abierto acerca de si es mejor profesional un coach certificado que uno que no lo está. Interesante, aunque para mi un tanto repetitivo. Sobre este tema, yo tengo mi personal opinión. Aunque hoy quiero hablar de otra cosa.

A mi, lo que me preocupa de verdad es que estemos tan ocupados en verificar certificaciones (con las que por otro lado estoy completamente de acuerdo) olvidando que somos profesionales del desarrollo de las personas. Por tanto, a mi me parece básico empezar por nuestro crecimiento interno. Es más, me parece muy recomendable y diría necesario que esto sea una práctica habitual para seguir avanzando como personas y como coaches profesionales.

De esta premisa, decidí crear un debate, concretamente con este título e introducción:

¿Pensáis que es crucial que un coach haya hecho (y siga haciendo) un profundo trabajo de desarrollo personal para ser un mejor profesional?

Formarse, certificarse, confirmar ser buen profesional es importante. Ahora bien, ¿cuántos coach hay ejerciendo que hace tiempo no han tomado un proceso de coaching o cualquier otro tipo de proceso de desarrollo interno para si mismos? Apoyar a otros necesita, desde mi opinión, ser conscientes y superar nuestras propias limitaciones. ¿Qué opinas tú?

Ahora bien, supongo que no supe llegar a las personas porque conseguí únicamente una recomendación y ningún comentario. Aunque me da vueltas en la cabeza otra pregunta, ¿se ha olvidado esta parte importante?

Leo muchos otros blogs, artículos, opiniones, textos sobre coaching y desarrollo personal y profesional. Constantemente, muchos coaches hablamos de cómo va a beneficiar esto a nuestros posibles clientes, a las personas que nos leen o escuchan. Mi pregunta es, ¿cuántos artículos hay escritos por coaches que hablen de sus propios procesos de desarrollo?, bastantes menos. Quizá, he llegado a la conclusión, no interese lo suficiente en algunos contextos.

Yo, por el contrario, si considero esto de cumplimiento imprescindible para trabajar conmigo, hago equipo con personas que apoyan a otros a afrontar el cambio porque ellos también lo hacen cada día. Yo contrato algún coach cuando considero que necesito aire fresco externo que me apoye a superar mis propias limitaciones. Y en esos casos me aseguro que la persona elegida utilice de forma habitual estos procesos consigo mismo/a.

Por supuesto, esta es mi elección. Aunque sigo preguntándome si es importante para otros profesionales del coaching, de la terapia o del desarrollo personal.

¿Y tú consideras que es importante predicar con el ejemplo? ¿Tú lo haces en tu día a día? ¿Lo haces en tu profesión, con tus hijos, con tus amigos? Espero que esta vez disipéis mis dudas queridos coaches y no coaches. ¿Qué opinas sobre el tema?

 

_____________________________________________________________________

Susana García Gutiérrez,

Formadora y Coach de Familia y Educativo Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Fundadora y directora de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España.

Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13

_____________________________________________________________________________________________________

AUTORA

    Susana García - imagen circularSusana García Gutiérrez, Formadora y Coach de Familia-Educativo Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Fundadora y directora de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España. Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13    

Suscripción-familiaycoaching

4 Responses to “¿Predicamos con el ejemplo?”

  1. Tiene razón que hay que tener titulación, pero no siempre hace falta un certificado que al fin y al cabo es un papel para ayudar a los demas, hay gente que nace con ese don. Si que es cirto que hay que ser conciente de hasta que punto puedes llegar ayudando al projimo.

    • Primero disculparme, por alguna razón el blog no me informó de este comentario.

      Es cierto «Life Coach» que hay personas que tienen facilidad y habilidades para realizar el trabajo de ayuda, aunque también es cierto que apoya conocer en profundidad cómo hacerlo dependiendo del área elegida (terapia corporal, masaje, psicoterapia, coaching, …).

      La cuestión que yo planteo es, que además de tener la formación y las habilidades, ¿seguimos trabajando nuestro propio crecimiento?

  2. Este comentario me lo ha hecho llegar uno de mis clientes en un word porque quiere dejar plasmada su opinión. ¡Gracias Raquel!

    «Hola Susana. Quería comentarte mi opinión al respecto de la pregunta:
    Yo pienso que hacer las cosas predicando con el ejemplo, aunque no deja de ser una premisa que nos pueda aportar más o menos motivación, es ante todo un acto de coherencia. No podemos esperar ver en los demás (o recibir de ellos) aquello que nosotros mismos no tenemos o no somos capaces de dar.
    Tampoco creo que debamos ni mucho menos hacer las cosas bien, pensado en ser un ejemplo para nadie o al menos no sólo por eso, si no creo que la intención es tan frágil y liviana que seguramente los resultados también lo serán.
    Más bien creo que todos y cada uno de nosotros formamos parte de un todo y que todos tenemos la responsabilidad individual de poner nuestro granito de arena en hacer que las cosas funcionen bien por nosotros mismos. Todos deberíamos esforzarnos en hacer las cosas bien e intentar crecer y mejorar para hacerlas cada vez mejor.
    Pienso que todos deberíamos i invertir tiempo y esfuerzo (cada uno en la medida que sepa y pueda, con los medios de que disponga) en hacer bien las cosas. Por cada logro positivo conseguido por pequeño sea merece la pena hacerlo, primero porque va a redundar en nuestro beneficio personal enriqueciendo nuestras vidas y segundo porque (aunque no sea el objetivo perseguido) por añadidura también repercutirá en los demás y será un beneficio para todos.
    Un abrazo,
    Raquel A. «

    • Y esta ha sido mi respuesta:

      «Sobre ese tema en particular estoy de acuerdo contigo, ni se trata de ser un ejemplo al pie de la letra, ni se trata de ser lo opuesto a lo que predicas. De hecho, este artículo iba para todos, incluidos algunos compañeros coaches, por saber qué opinaban y cómo actuaban.

      Desde mi punto de vista, por mucho que yo sea coach, también sigo desarrollándome como persona (es decir utilizo tanto el coaching como otras técnicas y procesos para mejorar yo).

      Para mi esto es importante a la hora de ofrecerme a mis clientes. Siento que cuanto más crezco yo mejor puedo hacer mi trabajo. Y además, si vendo coaching, por coherencia utilizaré coaching también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Susana García Gutiérrez (propietaria de la marca Familia y Coaching)
Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: info@familiaycoaching.com
Información adicional: Más información detallada en Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBIR