Cómo hacer una corrección a los hijos: el feedback - Coaching de Familia Sistémico - Susana García Gutiérrez - Coach de familias monoparentales

Cómo hacer una corrección a los hijos: el feedback

por / lunes, 21 junio 2010 / Publicado enautoconocimiento, comunicar, desarrollo personal, hijos, madres, padres

El término feedback (retroalimentación) permite al que lo recibe, y si es bien utilizado, aprender a mejorar las cosas que dice o hace. Es una herramienta extremadamente útil. De hecho, es tan potente que hasta cuando no se da un feedback de forma directa, se recibe la información indirectamente.

Este tipo de información es diferente a la crítica sin más, pues esta última lleva más a la inmovilización como respuesta de aquel que la recibe ya que se puede sentir menospreciado. El punto de vista de quien lo recibe, dependiendo de su nivel de desarrollo personal y su «ego» puede variar y ser más o menos productivo. En el caso de los hijos, el efecto suele ser bastante negativo, promoviendo una baja estima. Ahora bien, cuando lo que se pretende es justamente que las cosas cambien, la forma de hacerlo es otra, en la que se da esa información para que permita al otro «abrirse a mejorar». Y esto lo que quiero describir hoy.

Si la situación es que tu hijo/a se siente a la mesa a comer con una determinada actitud (según tus criterios familiares). Compara estas dos formas de expresarlo:

Esto,

– Carlos, ¿cuándo vas a sentarte bien a la mesa? No obedeces cuando te explico las cosas. ¡Mira a tu hermano!

con esto,

– Carlos, veo que ahora te arrimas mucho más a la mesa a la hora de comer, aunque todavía pones los codos ocupando el sitio de tu hermano, ¿podrías tomar menos espacio en la mesa de forma que todos podamos estar más cómodos?. Por cierto, es estupendo ver qué limpia acaba tu camiseta tras la comida.

Supongo que notarás la diferencia. En el segundo caso se está utilizando lo que denominamos la técnica de sandwich, indicar el aspecto a mejorar entre dos afirmaciones positivas sobre esa persona. De esta manera, consigues que el niño/a sienta reconocidos sus logros hasta ese momento y, además, se enfoque en fijarse una nueva meta. Así se sentirá motivado para mejorar aún más.

También, tener en cuenta el uso de una información más concreta y objetiva sobre la situación ayuda al niño a determinar qué necesita mejorar.

Por tanto, si añades al utilizar esta técnica, cuando haces el comentario del hecho o situación a mejorar, las 3 siguientes reglas, encontrarás una mejor respuesta de los niños:

– Dale una información que sea descriptiva y lo más específica del hecho.

– Hablale de su comportamiento en exclusiva, sin comparaciones con otros ni calificativos.

– Ofrécele opciones o una pauta de cómo quieres que sean las cosas.

Y ahora que has aprendido como se da un feedback en sandwich, te animo a que me des el tuyo sobre este blog.

_____________________________________________________________________________________________________

AUTORA

    Susana García - imagen circularSusana García Gutiérrez, Formadora y Coach de Familia-Educativo Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Fundadora y directora de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España. Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13    

Suscripción-familiaycoaching

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Susana García Gutiérrez (propietaria de la marca Familia y Coaching)
Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: info@familiaycoaching.com
Información adicional: Más información detallada en Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBIR