El lenguaje consciente I :Las generalizaciones - Coaching de Familia Sistémico - Susana García Gutiérrez - Coach de familias monoparentales

El lenguaje consciente I :Las generalizaciones

por / lunes, 19 abril 2010 / Publicado encomunicar, conciencia, PNL, recursos
Nuestros pensamientos limitan nuestro lenguaje y el lenguaje determina en gran medida los comportamientos.

La forma en que cada uno de nosotros ve el mundo es nuestro mapa, generado a partir de nuestras creencias. Este determina el tipo de palabras que utilizamos. ¿Cómo lo hacemos?, aplicando a la realidad objetiva (el territorio que decimos en PNL) nuestros filtros personales, algo similar a un programa de PC que tengamos instalado. De esta forma la información es tamizada a través de las gafas que cada cual lleva y así queda modificada cuando se emite posteriormente.

Las lentes que ponemos incluyen distorsiones, eliminaciones y generalizaciones. Ello hace necesario una gran toma de conciencia y atención para encontrar el mensaje que se ha ido perdiendo al tiempo que se descubren las limitaciones del mapa personal.

Las generalizaciones utilizan la experiencia sobre un suceso, convirtiendo una verdad individual en una absoluta. Por ejemplo, un gato te araña y afirmas «todos los gatos arañan a las personas«.

Generalizar lleva al paso de «tener razón». A partir de esa posición una discusión entre dos personas que generalizan desde sus verdades no tendrá fin. Esas personas podrían pasarse horas discutiendo entre «todos los gatos persas arañan a la gente» y «todos los gatos comunes arañan a la gente«. Cada una intentará convencer a la otra sobre su posesión de la verdad, cuando en realidad ambos tienen una parcela de la misma y, ninguna de ellas, la tendrá en realidad.

El pasado fin de semana estuve escuchando durante 2 horas a dos personas esgrimir sus argumentos sobre su afirmación. Los dos tan absortos en su propia experiencia que no se pararon a cuestionarse si el otro podía también tener credibilidad. Después del intenso intercambio de opiniones el resultado fue que cada cual siguió con su propia idea y pensando que es el otro el que se equivoca.

Imagina por un momento que esta conversación se produce en tu trabajo con un compañero o con tu jefe, o bien en tu casa, con tu pareja o tus hijos. ¿Cuáles serían las implicaciones?

Para evitar generalizar es importante ser observador, estar atento de nuestras palabras. Evocar la situación que la produce y determinar en qué nos está limitando. De esta forma estaremos abiertos a otras posibilidades y seremos capaces de cuestionarnos el mundo tal cual lo vemos en ese instante. Entonces redundará en una mejora en las capacidades de interrelación.

Las generalizaciones más comunes son: todos, siempre, nunca, cada uno, ninguno, … y otras similares. Cuando te des cuenta sobre cuándo las utilizas y cómo podrás cambiarlas por palabras de este tipo: algunos, pocos, muchos o en alguna ocasión. De esta forma indican tu propia experiencia. Así podrás estar en disposición de escuchar y aceptar las vivencias de otros como opciones nuevas y posibles.

También se incluyen dentro de las generalizaciones los operadores modales. Estos vienen dados por las creencias e inciden directamente en el nivel de limitación que se fija alguien. Palabras como: puedo, debo, debería, tengo que, … En este caso a través de la consecuencia llegaremos a averiguar qué motiva su uso. La pregunta estrella para encontrarla es ¿qué sucedería si no lo haces?

El lenguaje establece la forma en la que vas a relacionarte con tu entorno. Si quieres que eso cambie, ¡cuídalo!
_____________________________________________________________________________________________________

AUTORA

    Susana García - imagen circularSusana García Gutiérrez, Formadora y Coach de Familia-Educativo Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Fundadora y directora de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España. Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13    

Suscripción-familiaycoaching

One Response to “El lenguaje consciente I :Las generalizaciones”

  1. […] 27 abril, 2010 admin Dejar un comentario Continuaré con la descripción de cómo nuestros comportamientos son determinados en gran medida por nuestro lenguaje que ya comenté en el artículo https://familiaycoaching.com/2010/04/el-lenguaje-consciente-i-las/ […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Susana García Gutiérrez (propietaria de la marca Familia y Coaching)
Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: info@familiaycoaching.com
Información adicional: Más información detallada en Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBIR