Identificar creencias y valores - Coaching de Familia Sistémico - Susana García Gutiérrez - Coach de familias monoparentales

Identificar creencias y valores

por / miércoles, 07 abril 2010 / Publicado encambiar, creencias, limitaciones, PNL, valores
Como consecuencia de un artículo escrito para demadres.es con quienes colaboro surgió el debate sobre estos dos términos y escribí el siguiente texto para clarificar acerca de la diferencia entre creencias y valores.

El dibujo del Iceberg se usa en la PNL (Programación Neuro Lingüística) para representar los diferentes niveles lógicos que conforman a la persona. Es muy representativo pues muestra claramente cómo es mucho menor el contenido de lo que sabemos acerca de ellas (la parte por encima del agua) comparada con aquello que desconocemos (debajo del agua). Es por ello que determinar cómo es una persona valiéndose de la información de su entorno, sus actitudes y hábitos es insuficiente, pues son sus niveles más profundos los que determinan su comportamiento.

Las creencias y los valores como puede verse en la fotografía están casi al mismo nivel, aunque en realidad son más profundos nuestros valores (entre nuestra identidad y nuestras creencias). Para identificar unos u otros en un primer paso se puede observar lo siguiente, los valores son más bien conceptos (amor, valentía, respeto, familia, orden, limpieza…) mientras que las creencias son afirmaciones, muchas de ellas acompañadas de generalizaciones o “deberías” (los hombres no lloran, las niñas deben comer poco, la casa debe limpiarse todos los días,…)

Los valores están asociados a la motivación, representan el motor que nos hace movernos. Forman nuestra representación interna del mundo, aquello que es importante para cada uno de nosotros. Están organizados en una lista jerarquizada, pues cada persona tiene un orden de importancia diferente, incluso varían dependiendo del contexto. En función de ellos determinamos si las cosas son “buenas” o “malas” para nosotros. Parten de sistemas de creencias profundas, conscientes e inconscientes. Son generados primeramente en nuestro entorno más cercano. Al revisar la situación de una persona es muy importante confirmar si está actuando alineada con sus valores, pues de lo contrario la situación le llevará a sentir malestar y desmotivación.

Las creencias representan nuestra aceptación de verdad acerca de algunas cosas, partiendo de los valores creados anteriormente. Están en un nivel por encima subiendo a la superficie, más cerca de las habilidades y capacidades, influyendo directamente sobre ellas en mayor medida que los valores. Cuando se quiere cambiar o modelar una conducta es necesario descubrir las creencias asociadas a la misma para trabajar sobre ellas. Están relacionadas con el permiso, es decir en función de aquello que crees te das permiso para hacer o no alguna cosa. Están basadas en nuestras presuposiciones acerca de ciertas cosas. Vienen inculcadas por nuestro entorno social y nuestra educación. Una persona se basa en estas “verdades” a la hora de tomar acciones, de ahí que puedan limitar o potenciar en la consecución de metas.

Un ejemplo acerca de cómo los valores determinan la importancia que damos a las cosas. El dinero (no en número sino como concepto) es un valor. Para algunas personas es un valor que tiene bastante importancia (primeros puestos de la lista) y entonces una acción que genere dinero le motivará lo suficiente para realizarla. Al contrario, alguien en cuya escala de valores, el dinero ocupe el segundo puesto y tenga como valor más alto “la satisfacción personal”, tomará acciones acorde a primero obtener esta última que teniendo en cuenta el dinero.

Ahora imaginemos esta creencia: “Yo no puedo aprender inglés porque a mi se me dan mal los idiomas” Con esta afirmación (verdadera para quién la enuncia) la persona está limitándose a la hora de tomar la habilidad de aprender idiomas. En concreto el trabajo a realizar es encontrar qué no le está dando permiso para aprender inglés. En algunos casos puede ser algo como: en mi familia a “nadie” (generalización) se le dan bien los idiomas. En respuesta a esto a ella tampoco.

Ambos son muy importantes, aunque para mí, lo más destacable es saber que las creencias no son algo rígido sino que sustentan la posibilidad de ser cambiadas.

_____________________________________________________________________________________________________

AUTORA

    Susana García - imagen circularSusana García Gutiérrez, Formadora y Coach de Familia-Educativo Sistémico,  fundadora de “Familia y coaching”, Fundadora y directora de Centro FAMES (Centro de Formación para la Familia y la Escuela). Es 1ª Coach de Familias Monoparentales en España. Co-fundadora de AECOFAME (Asociación Española de Coaching de Familia y Educativo) y su primera presidenta 2010-13    

Suscripción-familiaycoaching

2 Responses to “Identificar creencias y valores”

  1. Rubén dice: Responder

    Por qué pasa que yo no me doy permiso para desarrollar una habilidad? Yo siento que no me doy permiso para prestar la suficiente atención a nada. Todo lo veo muy superficialmente, como si nada fuera lo suficientemente importante como para dedicarle el tiempo necesario.

  2. Hola Rubén,
    Bienvenido y gracias por escribir.

    Tú mismo has hecho la pregunta clave, ¿por qué no te das permiso?

    La cuestión es lo que hay detrás, las creencias que tienes sobre qué sucederá si lo haces o qué pasaría si no lo haces. Algunas preguntas que puedes hacerte para encontrarlo son estas:

    -¿qué sucederá si te das ese permiso?
    -¿qué cambiará en tu vida si lo haces?
    -desde tu corazón, ¿a qué cosas realmente quieres dedicarle tiempo en tu vida?
    -¿qué haces mejor que otros y que sorprende a los que te conocen?

    Con estas respuestas estarás más cerca de averiguar qué te está frenando.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Susana García Gutiérrez (propietaria de la marca Familia y Coaching)
Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: info@familiaycoaching.com
Información adicional: Más información detallada en Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBIR